¿Estás resfriado? Experto australiano advierte sobre los riesgos de sonarse la nariz demasiado fuerte

Sentir la nariz congestionada o “tapada” -como popularmente se dice-, no es nada agradable y por lo general las personas buscan aliviar esa incómoda sensación de no poder respirar, sonándose lo más fuerte que puedan. Si así lo haces tú, debes saber que puedes estar poniendo en riesgo tu salud. David King, profesor de la escuela de medicina de la Universidad de Queensland, en Australia, publicó en el sitio The Conversation, un ensayo respecto a los perjuicios que conlleva una “buena sonada de nariz”. En el texto, King explica que las causas más comunes de congestión nasal son tres: el refrío común, la sinusitis (infección o inflamación de los senos paranasales) y la fiebre del heno o rinitis alérgica. “Cada una de estas condiciones hace que el revestimiento de la nariz se hinche y produzca mucosidad extra para eliminar infecciones, irritantes o alérgenos”, explica el experto en su publicación. En consecuencia, el paso del aire por la nariz se hace dificultoso y la congestión solo se alivia eliminando esa mucosidad extra. ¿Cómo? Sonándose. Sin embargo, el asunto se complica cuando la mucosidad se pone gruesa y pegajosa, ya que en ese caso es más difícil de eliminar. Y es ahí cuando las personas tienden a sonarse fuerte para lograr despejar su nariz. Pero esto puede acarrear daños colaterales. “Hay algunos ejemplos en la literatura médica de personas que han sonado tan fuerte su nariz, que han generado presiones suficientemente altas como para causar graves daños”, afirmó el experto australiano. ¿Qué puede ocurrir? Es posible que sonarse demasiado fuerte fracture los huesos de la base de la cavidad ocular; que el aire se filtre hacia el mediastino (espacio entre los dos pulmones); que aparezca un fuerte dolor de cabeza a raíz del ingreso de aire al cráneo, e incluso que se rompa el esófago. ¿Cuál es la forma correcta de sonarse? David King afirmó que existen descongestionantes y antihistamínicos que ayudan a reducir tanto la congestión nasal como la excesiva mucosidad. “Los descongestionantes contienen ingredientes (…) que trabajan estrechando los vasos sanguíneos dilatados en el revestimiento inflamado de la nariz y disminuyendo la mucosidad”, explicó. Otra opción es el uso de soluciones salinas en spray. “Se cree que ayudan a limpiar la mucosidad aumentando la eficacia de los cilios (pequeños vellos), así como diluyendo las mucosidades gruesas y pegajosas”, señaló. Sin embargo, la mejor solución para la congestión nasal según el experto australiano, es simple: soplar suavemente ya sea por ambos orificios nasales al mismo tiempo, o bien limpiando con paciencia uno a la vez.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Tendencias/2017/06/15/862864/Estas-resfriado-Experto-australiano-advierte-sobre-los-riesgos-que-conlleva-sonarse-demasiado-fuerte.html

You must be logged in to post a comment Login